• booklosophy

"Minutos de gloria y otros cuentos", Ngũgĩ wa Thiong’o


Ngũgĩ wa Thiong’o nació en Kamiriithu (Kenia) en 1938. Ngũgĩ renunció a su nombre en inglés, James Ngugi, y retomó el africano. Creció en una humilde familia rural y vivió bajo el dominio colonial inglés. Estuvo preso durante la dictadura de su país y, luego, se exilió a Estados Unidos hasta la vuelta de la democracia. Es uno de los grandes escritores y pensadores de África, y trabaja como profesor en la Universidad de California.

En Minutos de gloria y otros cuentos, al igual que en toda su obra, Thiong’o reivindica permanentemente las lenguas africanas (como el kikuyu y el swahili), y rechaza cualquier falsa jerarquía frente a los idiomas de los colonizadores. Fue así que decidió escribir El diablo en la cruz, el primer texto moderno escrito en kikuyu, su lengua materna:


“Imponer la lengua es una forma consciente de colonización, de colonizar la mente de las personas. Es fundamental recuperar las lenguas maternas y añadir, también, las nuevas, que habiten en convivencia”.

Quienes nunca pisamos África crecimos con la falsa imagen del continente que potencia la variedad de su fauna y deja de lado el factor humano. Escuchamos hablar de “tribus”, cuando en realidad son ciudades de millones de habitantes, con rascacielos y autopistas. En una entrevista al diario El País, Thiong’o reflexiona al respecto:


“Es verdad que Kenia tiene una gran fauna y que eso forma parte de Kenia. El problema es que siempre se ve África o Kenia desde un punto de vista de animales y naturaleza y se obvia, muchas veces malintencionadamente, la presencia humana. Y si se la menciona es para mostrar niños famélicos con moscas en los ojos, esos que gustan tanto de fotografiar los occidentales. O las mujeres en ropa tradicional. ¡No, no! Todo eso es África, pero también las autopistas, los rascacielos, los caminos embarrados. Si quieres entender la complejidad de África y de Kenia, tienes que comprenderlo todo”.

Minutos de gloria y otros cuentos está dividido en tres partes (“De madres e hijos”, “Luchadores y mártires”, y “Vidas secretas”) e incluye 13 cuentos escritos desde su época universitaria hasta los años setenta cuando Kenia se independizó de Gran Bretaña. Al leerlos, nos sumergimos en un mundo totalmente inesperado. Thiong’o sitúa sus historias en todo tipo de paisajes, desde el rural hasta el de las grandes ciudades como Nairobi. Los cuentos combinan escenas de realismo mágico, donde se evidencia el legado cultural de los relatos orales compartidos alrededor de los fogones, con una visión crítica de la situación social y política de su país. La magia y la fantasía aparecen permanentemente para presagiar el futuro de los personajes, revelar grandes verdades, anunciar la muerte o predecir la próxima lluvia. Evidencian, a su vez, los contrastes entre quienes logran de algún modo acceder a la educación y quienes no.

Thiong’o ironiza acerca de la influencia de la religión y su fuerza opresora, de las contradicciones que debieron enfrentar los colonizados convertidos al cristianismo para seguir conviviendo con las creencias y los rituales ancestrales de sus pueblos. Los cuentos también permiten comprender de qué manera se organiza la sociedad, cómo se componen las familias (donde un hombre suele tener varias mujeres), los puntos de vista de los distintos protagonistas de la colonización y los medios de subsistencia de las comunidades. El poder de las armas y de la sequía dejan también marcas indelebles que Thiong’o se encarga de narrar. El impacto del hombre blanco en la cultura de Kenia (y de África en su conjunto) es ineludible, pero Thiong’o elige relatarlo de otra manera, con un humor ácido e irónico:


“Alrededor de esa época, la crema Ambi para aclarar la piel había llegado a Ilmorog y Beatrice pensó que sería la solución. ¿Acaso no había visto en Limuru, muchachas más negras que ella que se transformaban de la noche a la mañana, que pasaban de ser feos pecados a estrellas blancas gracias a un toque de crema? Y los hombres se las comían con los ojos, incluso hablaban con orgullo exagerado de sus renovadas novias. […] Beatrice nunca intentaba encontrar la raíz de este odio de los negros por sí mismos, simplemente aceptaba la contradicción y se ponía Ambi para vengarse. Tenía que borrar su vergüenza negra”.

Minutos de gloria y otros cuentos es el primer paso para ingresar al enorme universo literario de este magnífico escritor candidato al Premio Nobel de Literatura.


Gracias Editorial Empatía por publicar libros como este y confiarnos su lectura.

Ngũgĩ wa Thiong’o was born in Kamiriithu (Kenya) in 1938. Ngũgĩ gave up his English name: James Ngugi. He grew up in a humble rural family and lived under the rule of the English settlers. He spent time in prison during his country’s dictatorship and he was exiled in the US. He is one of the greatest African writers and thinkers, and he teaches at the University of California.

In these stories, Thiong’o constantly vindicates African languages (like Kikuyu and Swahili), and he rejects the hierarchies between languages that settlers tried to impose. That is how he decided to write Devil on the Cross, the first modern text written in Kikuyu, his mother tongue.

Those of us who have never set foot on Africa grew up with a false image of the continent which focuses on the variety of its fauna leaving aside the human factor. We hear about “tribes,” when there are actually modern cities with millions of inhabitants, skyscrapers and highways.

Minutes of Glory And Other Stories is divided in three parts (Of mothers and children, Fighters and Martyrs, and Secret Lives) and it includes 13 short-stories written from his period at University to the 70s when Kenya gained independence from Great Britain. While reading them, we immerse in an unexpected world. Thiong’o places his stories in varied landscapes, from rural spaces to big cities lije Nairobi. The tales combine magic realism (which reveals the cultural legacy of oral story-telling around bonfires) with a critical view of his country’s social and political situation. Magic and fantasy appear all the time to foretell the future, reveal great truths, announce death or predict the next rain. At the same time, they portray the contrast that exists between those who have access to education and those who don’t.

Thiong’o is ironic about influence of religion and its oppressive power, the contradictions faced the colonized that converted to Christianity in order to live together with the ancestral beliefs and rituals.

The stories also enable us to understand how societies are organized, how families are composed (one man may have several wives), the viewpoints of the different protagonists of the period of colonization and the sources of livelihood among communities. The power of weapons and drought also leave indelible marks narrated by Thiong’o. The impact the white man had on Kenya’s culture is unavoidable, but Thiong’o employs irony and sharp remarks to describe it.

Minutes of Glory And Other Stories is the first step to enter this amazing writer’s (candidate for the Nobel prize in Literature) huge literary universe.

80 vistas
  • Instagram - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo