• booklosophy

"Enero", Sara Gallardo



Hace algunos años, descubrí a Sara Gallardo por casualidad. Encontré por la calle la tapa suelta de una edición vieja de "Pantalones azules" y empecé a averiguar quién era. Hoy es una de las escritoras que más recomiendo y disfruto leer. "Enero" es una novela breve de 100 páginas que lo tiene todo. Tiene el estilo inconfundible de Gallardo, con esas imágenes tan vívidas del paisaje rural. Tiene ese lenguaje tan personal: nadie elige las palabras ni usa los colores, animales y sonidos de la misma manera. Tiene esa sutileza para narrar que es admirable: sabemos de qué va la historia, pero no lo hace explícito hasta casi el final del libro. Tiene el talento de "escuchar" cómo hablan los personajes y reproducirlo. Y tiene esa cualidad de ser atemporal. La protagonista, Nefer, pasa toda la novela en estado de ausencia, hablando consigo misma, viendo todo desde otro plano, imaginando futuros posibles para su realidad, soñando despierta con un amor imposible. Pueblo chico, mandatos y costumbres de las que no logra escapar, silencios y secretos. Escrita en 1958, aunque más vigente que nunca, "Enero" es una novela conmovedora, emocionante de principio a fin. Editorial: Fiordo

A few years ago, I discovered Sara Gallardo by chance. Today is one of the writers that I read and recommend the most. "January" is a brief novel that has it all: Gallardo's unmistakable style, vivid images of the rural landscape, a unique and personal use of language, marvelous subtleness to narrate and the talent to "listen" how her characters spoke. The main character, Nefer, spends the entire novel as if absent, speaking to herself, watching everything from a different level, imagining possible futures, day-dreaming about a forbidden love. A small town, traditions she can't scape from, silences and secrets. Written in 1958, though more relevant than ever before, this is a moving novel, thrilling from beginning and end.

0 vistas
  • Instagram - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo