• Instagram - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo

"El verano sin hombres",

Siri Hustvedt

No es casual que Siri Hustvedt se haya consolidado como una de las mejores escritoras en los últimos tiempos. Las protagonistas de sus libros son mujeres que mucho pueden asemejarse a nuestras madres, amigas o conocidas. Son fuertes, capaces de atravesar conflictos y de amoldarse a la situación que les toca. Son mujeres independientes, luchadoras, apasionadas y con vocación, además de ser madres, claro. Una suerte de heroínas chejovianas e ibsenianas: pisan fuerte, transcienden los límites de la obra, enfrentan las circunstancias de la vida, se debilitan, se fortalecen y se burlan de la tutela masculina.

Es posible que el personaje más entrañable de Siri sea Mia Fredrickson de El verano sin hombres: su historia de vida es banal, pero su entereza es sobrenatural. Un día sin previo aviso, Mia se ve forzada a reexaminar su vida. Una vida que incluían treinta años de matrimonio, una hermosa hija y una carrera literaria.

"Rabia",

Sergio Bizzio

Que este ejemplar de “Rabia” esté tan gastado es resultado de la cantidad de amigos que ya lo leyeron. Es uno de esos libros que hacen que cancelemos planes y nos quedemos leyéndolo de un tirón. La de Rosa y José María parece una historia de pareja común entre una empleada doméstica y un obrero de la construcción. Un día, María, como le dicen, comete un asesinato y decide vivir oculto como un fantasma en la mansión donde Rosa trabaja. El hecho de que finja seguir viviendo en el mundo real, que logre espiar cómo es Rosa cuando está sola y descubra las miserias en los diálogos cotidianos de los dueños de casa nos hace reflexionar acerca de la manera en que las personas simulan y fingen una postura que, puertas adentro, se desvanece. La editorial @interzonaeditora también publicó otros títulos de Bizzio, como “Chicos” y “Era el cielo”. A fines del año pasado, @megustaleerarg publicó “Diez días en Re”, su novela más reciente.